May 29, 2019

ristos

A

By Sophia Aristondo

Desde el inicio de la historia, o por lo menos desde que la historia de la humanidad se empezó a documentar, uno de los actos que se ha querido mantener a través de los tiempos es la habilidad de poder demostrarle a una persona cuánto se le ama obsequiándole una joya. Algunos creen que la primera pieza de joyería que los hombres obsequiaban a sus mujeres eran los anillos de compromiso. Con el paso del tiempo, cada cultura y/o religión lo fue adaptando a su manera, pero siempre han mantenido su significado general: el círculo del anillo simboliza la eternidad, que no tiene principio ni final. Y el agujero del anillo también tiene su propio significado, un espacio especial, creado para ambas personas dentro de la relación. En un inicio, los anillos estaban hechos de materiales que se desgastaban fácilmente, como cañas entrelazadas, así que con el tiempo fueron migrando a materiales como marfil, madera o incluso piel de animal; aún más adelante evolucionaron a hierro y otros metales, hasta llegar hoy en día a los materiales que conocemos como preciosos. La idea que promovió la evolución de los materiales fue crear un detalle de amor que dure hasta el fin de los días, y es por eso que hoy en día, mientras más duradero y refinado sea el material de la pieza de joyería... mejor es el detalle. 

 

Y es en base a esta importancia que tiene el factor del tiempo en las joyas, en el que nos basamos para seleccionar a una de las mejores joyerías en Guatemala para que nos compartan un poco de su historia, y cómo ha sido crucial el hecho de que la fabricación de joyas sea un proceso tan íntimo, para poder desarrollar una conexión tan profunda y duradera con todas las personas que se acercan a diseñar desde cero la joya que le van a regalar a su persona favorita. Tuvimos la oportunidad de conocer a Sophia Aristondo, parte de la tercera generación encargada de mantener vivo el amor al detalle por el cual es tan famoso Aristos, y en esta entrevista les compartimos un poco de lo que tuvimos la oportunidad de hablar ese día...

 

SCURO: ¿Cuál es su filosofía de diseño (o core competence), y cómo esta los distingue de otras casas joyeras con experiencia similar?

 

Sophia: Somos una  joyería que busca crear joyas más allá de lo fashion o lo que se podría creer que es tendencia. Perseguimos más la idea de crear joyería que es timeless, que las personas siempre van a poder llevar, porque además transmiten y portan un mensaje emocional que marca una historia y que crea una conexión entre quien da y recibe. 

 

Nos distinguimos de otras joyerías primero que todo, por la experiencia de años que nos han permitido mejorar y especializarnos: materiales, diseño, contamos incluso con una gemóloga en casa. Es decir, todo va minuciosamente estudiado y creado. Después, también el factor de la calidad. Trabajamos con materia prima del más alto nivel. La joyería, muchas veces se presta a engaños en los que el cliente compra un anillo terminado y no sabe realmente con qué material fue hecho. La joyería es un tema de mucha confianza y eso nuestros clientes lo identifican en nosotros: con nosotros, sus joyas están en las mejores manos.

 

S: ¿Cuál es el mindset de la marca?

 

- SA: Definitivamente el arte del amor. Somos artesanos dedicados a crear piezas que transmiten un mensaje emotivo: el amor. El amor entendido no solo como una relación de pareja, sino también como amor propio, amor a la familia, a los amigos y a todas aquellas personas que ocupan un lugar especial en nuestras vidas. Nuestro mindset es hacer piezas que consolidan esas relaciones y que se expresan a través del arte de la orfebrería y joyería.

 

S: Este Issue se centra en el lujo a través del tiempo, ¿cuál es el principal elemento que posiciona a Aristos como una marca exclusiva de lujo?

 

- SA: Cuando alguien piensa en diamantes y oro, inmediatamente viene a la mente la palabra lujo. Nosotros trabajamos con los mejores materiales del mercado, metales nobles, piedras preciosas… pero no solamente. Tenemos, además, como materia prima algo que le da un valor agregado a nuestra marca: el conocimiento joyero. Las personas saben que detrás de cada pieza, están el respaldo de la experiencia y el know-how que nos caracteriza.

 

S: ¿Cómo defines a una mujer que use sus piezas?

 

- SA: Una persona que usa joyas Aristos es alguien que busca lujo y exclusividad. Es elegante y sofisticada. Es una persona que valora la calidad y trascendencia de las piezas. Al final, es alguien que sabe que con una joya de Aristos puede transmitir un mensaje y un sentimiento.

 

S: Cuéntanos un poco más de su última colección, ¿Cómo surgió? ¿Qué historia hay tras los diseños? ¿Qué le quieres transmitir al público?

 

SA: Nuestra última línea de joyas es una línea de iniciales. Lo que buscamos es que pueda transmitir una identidad a través de la letra inicial de la persona especial. Es una joya muy personal que refleja historias. Es además un homenaje a los que más valoramos en la vida. Surgió con la idea de crear piezas que evoquen mental y sentimentalmente a una persona amada. Son piezas con significado que crean lazos de unión.