Nov 12th, 2019

ecilia

C

íaz

D

ndrea

A

egovia

S

&

 Photographed by Manny Rionda 

Hair by Sofi Ruiz

Makeup by Alejandro Miranda 

by Urban Decay

Cecilia y Andrea, son las fundadoras de FIBRA; dos orgullosas mujeres guatemaltecas, amantes del diseño y apasionadas de jugar con las infinitas posibilidades que existen en los materiales, técnicas y objetos locales. FIBRA es conocido por su reinterpretación del tote bag de mercado, un diseño enfocado a la sostenibilidad ambiental. Para las dos fue claro desde el inicio que querían crear una marca con una conciencia social y ambiental, una plataforma que les permitiera dar trabajos y emplear a fabulosas artesanas que trasmiten un conocimiento ancestral a los accesorios que construyen.

 

Para ambas es importante tener un proyecto que las acerque a sus hijos y que los inspirará a seguir su ejemplo. Tanto Andrea como Cecilia, son un ejemplo para todas las mujeres, sin importar que no tenemos una sociedad que funcione bajo los términos de igualdad, ellas decidieron tomar el toro por los cuernos y crear una plataforma que más que una marca es un sueño, un sueño que tiene un impacto social y ambiental. No solo empoderan a las mujeres, también nos instan a la responsabilidad ambiental, un término que aunque ya es conocido, aún no es el más popular dentro de la industria de la moda.

 

Su trabajo las posiciona como parte de las mujeres más exitosas en el mercado de la moda, siendo pioneras en la reinvención de un elemento clásico en el hogar guatemalteco, el cual elevaron como un elemento de alta moda, un diseño que ahora vemos en las calles de Nueva York y París. Su amor por el país es evidente en su búsqueda constante de empoderar a su gente y engrandecer su trabajo. Su trabajo embodies passion, joy, youth, and happiness, una fórmula perfecta que las ha llevado a romper barreras.

 

Compartir un par de minutos con ellas automáticamente te da un boost de energía, su jovialidad es evidente y es claro que su trabajo va más allá del lado banal de la moda, su trabajo es empoderar a todas y cada una de las personas que interactúa con el proceso de sus piezas, desde la elaboración hasta llegar a las manos de sus compradores.