Feb 2, 2018

A girl's best friend...

 by Daniel Beltran

Fotografía: Michael Monzon

Stylist: Daniel Beltran

Models: Estefania Alvarado, Alexander Fess

Hair: Salón Estilos

Makeup: FG Makeup Studio

Agency: Boga Models

Location: Jake´s Restaurant

Desde Marilyn Monroe, pasando por Audrey Hepburn, Blair Waldorf y llegando a Cristina Aguilera, todas las mujeres y cada vez más hombres, aman la joyería. Pero ¿cómo no hacerlo? Las joyas son piezas únicas las cuales aportan un toque muy personal a quien las porta, puesto que reflejan el estilo, gusto y en muchas ocasiones, los sentimientos de sus dueños.

 

A lo largo de los siglos, las joyas han sido consideradas el mejor amigo de una mujer. Una clara manera de cortejar a las mujeres de la corte era a través de las joyas; mujeres como Mary Stuart Queen of Scots o Queen Elizabeth I eran reconocidas por las espectaculares piezas de joyería que ostentaban junto a la corona. En este mismo período histórico, los hombres también se distinguían de los demás por medio de las elaboradas piezas de oro y piedras preciosas que lucían. Reyes, duques, miembros del clero, no eran nadie si no tenían una colección de piezas preciosas.

 

Con el paso de los años, las piezas de joyería dejaron de ser exclusivamente para la nobleza y se convirtieron en un lujo aspiracional para el público general.

 

Un look rara vez está completo sin accesorios. Y, aunque me declaro “fan” de la bisutería, la joyería le da un feel muy diferente a cualquier outfit, regularmente es un feel mucho más personal puesto que tanto el valor económico, como el valor sentimental de las joyas es sumamente elevado en ambos sentidos, haciendo que el apego a las mismas sea mucho más cercano y único.

 

Por supuesto, como con cualquier pieza, hay momentos y lugares para utilizarlas. Existen todo tipo de ocasiones que dictarán el tipo de pieza que podemos utilizar. El largo, la cantidad de piezas, el tamaño, el tipo de piedra, son unos de los factores decisivos en el momento de escoger que pieza de joyería será apropiado lucir.

His & Hers.

La joyería en los hombres es cada vez más popular. Cada día son más los hombres que se atreven a usar una pieza de joyería más imponente, esta tendencia se puede observar claramente en el diseño de bandas matrimoniales, cada vez existe mayor opción de tamaños, vemos aleaciones de dos metales e incluso algunas bandas masculinas ya incluyen pedrería.

 

En respuesta, las piezas femeninas han evolucionado y con esto el uso de otros materiales ha incrementado en los últimos años. Hemos visto diamantes negros (signature de Rosé Rosá), el uso de oro negro y bandas matrimoniales de platino para complementar el uso de este en las piezas masculinas.

Metals, metals

El primer factor importante a discutir, son los metales. Hay una amplia gama de metales usados en el diseño de joyería sin embargo, para ser considerada “alta joyería”, el metal utilizado debe ser: plata, oro de cualquier tono, platino o tungsteno.

 

Si ordenamos los metales con respecto al valor que cada uno posee, podriamos decir que la plata es el metal mas común, también es el más económico;  seguida por el oro, estos dos son los más comunes y más utilizados del mercado. Por supuesto. cabe aclarar que el oro se encuentra en varias tonalidades y quilates, lo que determinará su rareza y costo. 

 

Actualmente el platino es un metal muy utilizado para bodas al igual que el tungsteno en el caso de los hombres.

 

All about Gold.

 

Como mencioné anteriormente, el oro posee una amplia gama de opciones, desde el tono hasta el gramaje y cantidad de quilates. Otra característica muy específica de este metal es “cuanto se ve afectado por las tendencias del momento”. La mayoría de los metales son timeless, el oro no.

 

Gracias a su diversidad de tonos, el oro se ha adaptado a cada tendencia durante la historia. Durante años, siglos, el oro dorado de 24 quilates fue el metal más utilizado en joyería; era imponente y regal. Actualmente, el oro blanco y el rosé han tomado mucha más fuerza, por la delicadeza de estos tonos. Años atrás, se veían piezas hechas totalmente en oro, muchas veces incluso sin pedrería, puesto que el oro por sí solo tenía una imagen muy imponente.

 

Con el paso de los años, observamos como el oro pasa a un segundo plano, a ser más sútil, convirtiendose simplemente en un complemento de las piedras preciosas, como lo es para el Rubí.

 

All covered up.

 

La cantidad de piezas de joyería que se deben usar en un mismo atuendo varía mucho de la ocasión. Cuando es un evento de día, es vital ir por una opción más sutil: un pequeño pendiente, aretes de un tamaño discreto y un anillo.

 

Para un evento nocturno, es posible un look más recargado anillos statement, aretes más imponentes, gargantillas. Estos dos últimos no deben ir juntos. Es uno o el otro. Los anillos y brazaletes son más versátiles y pueden usarse juntos así se vea un poco recargado.

Big &Bright.

 

El anillo de compromiso es algo con el que toda mujer sueña desde niña y en la mayoría de estos sueños el protagonista es un enorme diamante, pero ¿qué pasa si cambiamos el diamante por otra piedra?

 

Desde el compromiso del Príncipe Carlos con Lady Diana Spencer en 1981, el uso de zafiros en los anillos de compromiso creció en alto porcentaje, porcentaje que se triplicó cuando, el ahora Duque de Cambridge le pidió matrimonio a Catherine Middleton con el mismo anillo.

 

Las piedras de tonos intensos son el perfecto complemento para las bandas de plata y más aún, cuando éstas están rodeadas de pequeños diamantes.  No es lo más convencional, pero la piedras de color como el zafiro, el rubí, la esmeralda entre otras, son muestra clara de elegancia y buen gusto.

 

El ámbar y las piedras de tonos rosados son un absoluto  don´t en cuanto a esta tendencia. Consejo de amigo: jamás consideres éstas para un anillo de compromiso, a menos que estés buscando un NO como respuesta.

 

Silver & Sparkling.

La combinacion de plata y diamantes, es por mucho la combinacion más elgante y clásica cuando hablamos de joyería. La delicadeza de estos materiales juntos, hacen que una mujer se vea sofisticada y glamurosa, sin contar con el boost de autoestima del que vienen acompañados todos los anillos de diamantes.

 

Está más que claro que el anillo de compromiso es para uso diario,, pero si se desea agregar un anillo extra, habrá que analizar la situación. Para un evento de noche, ya habia especificado que es permitido llevar un poco “cargadas” las manos, sin embargo, esto varía un poco si solo se llevaran diamantes en las manos. Si optas por un look más ostentoso, puedes utilizar un anillo junto al de compromiso; y puedes incluso, llevar un tercero en la otra mano. En estos casos es  mejor no utilizar brazaletes  y de preferencia, optar por usar aretes de gran tamaño, y el cuello libre o con un delicado pendiente.

 

La joyería, al igual que la ropa, es un rflejo de la personalidad. No hay nada escrito que dicte como reflejar quien eres, una vez te sientas cómoda, lo demás pasa a un segundo plano. Pero tampoco querrás lucir como un árbol de navidad, en las inmortales palabras de Coco Chane:l “Antes de salir vete a el espejo y quitate algo de lo que llevas puesto.” Un sabio consejo que te ayudará a verte mas sobria y elegante.

 

Finalmente Have fun. La moda es acerca de divertirse y ser feliz, así que sacúdete, da un respiro y viste como la princesa que siempre has soñado ser & always remember...

Inhale Fashion, Exhale Style.