Dec 26, 2018

lta

A

rupo

G

 Photographed by Marcela Polo

Entrepreneur: Claudia Bosch y sus hijos Marcela, Katina, Paul e Isabel Jongezoon Bosch

Styling  by Daniel Beltran

Wardrobe: Bizú

Keep it between the family... 

 

La familia Jongezoon Bosch es una de las familias más conocidas en Guatemala. Su trayectoria es admirable y su visión no tiene límites. Aunado a su talento para los negocios, su amor por Guatemala los llevó a crear Grupo Alta, un grupo empresarial familiar que busca enaltecer las virtudes del país, creando conceptos únicos llenos de la riqueza cultural que tanto aman y que quieren trasmitir a todos sus clientes, tanto nacionales como extranjeros.

 

En el ámbito empresarial actual, son pocos los que se detienen a pensar en un bien que no sea el propio. La meta es capitalizar y crecer, pero ¿qué hay del entorno y los valores? Estas dos son las premisas principales que desde el día uno han diferenciado a este consorcio, “Al dar algo bueno a nuestra comunidad, este proyecto va a generar sotenibilidad” nos dice Marcela Jongezoon. En Grupo Alta cada proyecto está diseñado con el fin de inspirar y de exaltar Guatemala.

Casa Palopó, La Esquina, Helados Adela, Queseso, SBT y Bizú son las empresas que conforman este conglomerado familiar. Cada una se destaca en su rama de acción precisamente por ser únicas, cada una de ellas se encuentra en el top de sus respectivos campos sea hotelería, el área de restaurantes, transporte o modas, un logro que solo ha sido posible por la simbiosis que existe entre toda la familia. A pesar de ser todos tan diferentes y tener personalidades muy distintas, cada uno de ellos sabe aportar lo mejor que tiene, apoyando con su talento a cada empresa en el área que sea requerido.

 

Cada miembro de la familia, Claudia, Marcela, Katina, Paul e Isabel, se encarga de liderar el proyecto que va más acorde a sus habilidades, pero como buenos líderes, saben apoyarse en los otros para complementarse y trabajar como una máquina donde cada elemento destaca en un área y apoya al funcionamiento del todo. Vemos como Claudia dirige Casa Palopó, pero se apoya en Marcela para el manejo del restaurante, y en Paul para el transporte de los turistas; o vemos a Marcela dirigir La Esquina pero apoyada en el área de retail por Katina; e Isabel, que aunque es la más pequeña y apenas está en su vida universitaria, ya puede ver la forma en la que apoyará al resto de su familia en el área de comunicación y mercadeo. Ser una sola unidad no es algo fácil, especialmente cuando se tienen personalidades tan fuertes juntas. 

“Juntos somos más fuertes” es el lema que Claudia Bosch le repite siempre a sus hijos. Un lema que se ha convertido en un mindset, aquí no se trata de obtener un triunfo individual, se trata de brillar juntos como familia. Una familia que no solo está conformada por estos 5 empresarios, está conformada por más de 200 colaboradores los cuales forman Grupo Alta. Este carácter familiar hace que cada miembro tenga un sentido de apropiación y realmente disfrute lo que hace. Aquí, los empleados no son un peón en un juego de ajedrez, son un miembro valioso del grupo. Claudia y su familia conocen a cada uno de los empleados y los respalda, “En el momento de contratar o de dejar ir a unar persona, lo hacemos personalmente” señala Marcela, para apuntar la forma en la que conocen cada detalle del grupo y no fungen solamente como un rostro directivo que no tiene relación directa con su equipo.

“Inspirar, crear experiencias nuevas que aporten a la calidad de vida de los guatemaltecos” es la otra premisa de Grupo Alta. Tanto los proyectos existentes, como los que están por desarrollarse, surgen de la necesidad de crear espacios que reflejen la riqueza del país y aún más importante, que demuestren que Guatemala es un país de infinitos recursos, donde se puede obtener un producto de la más alta calidad, demostrar que no es necesario salir del país para encontrarla.  “No hay límites, Guatemala está listo para todo.” 

 

Ya hablamos del éxito y la humildad que representan a la familia, ahora hablaremos un poco del aporte que le generan al país, no solo en términos empresariales, Grupo Alta busca que cada uno de sus proyectos gives back to Guatemala. Se encuentran altamente involucradas en proyectos como Pintando Santa Catarina Palopó, El Mercadito del Barrio. Están financiando el desarrollo del área de juegos frente a Adela en Cuatro Grados, en AYUVI con el apoyo del Hogar Estuardo Mini para niños en estado terminal. 

Ha sido un honor poder compartir tiempo con una familia que más allá de exitosa, es realmente inspiradora.