Aug 3, 2017

Hard to get hard.

 by Lady D

“Es súper común, pasa todo el tiempo, le pasa a todos”. Es lo primero que te viene a la cabeza cuando estás… …you know. Y por alguna razón, a tu chico no le funciona aquellito. Y aunque dices esto inmediatamente para hacerlos sentir un poco mejor, afterwards un mundo de ideas pasan por tu cabeza, y te das cuenta que después de todo no es tan común, no pasa todo el tiempo y no le pasa a todos.

Afortunadamente solo con una de mis parejas me ha pasado, and let’s say it, he was a bit old.  Pero en el momento que pasó, no me detuve a pensar si se le olvido tomar su pastillita azul o que a si a su edad ya no funcionan como antes; lo primero que pensé fue: Ya no le gusto? O tiene a otra y por eso ya no puede hacer nada? resultó ser que se estaba merendando a su asistente. I know,  what a cliché… en fin, esa es otra historia que les contaré después, el punto es que antes de pensar en mi pensé en él y encima de todo me culpé!!!

¿Por qué hacemos eso amigas?  Ósea, si no se le para es mi problema, por qué? Suficientes presiones tenemos como mujeres para que encima de todo también tengamos que ser las culpables de la ausencia de una erección. Aclaro, no estoy diciendo que sea culpa de ellos, la ley de la gravedad es así, culpemos a Newton. Pero así como somos compresivas con ellos, debemos serlo con nosotras y entender que es algo físico y que el deseo no tiene nada que ver con la situación.

Ahora bien, en mi inocente opinión creo que la disfunción eréctil va más allá del acto de no transportar la suficiente sangre a los cuerpos cavernosos del pene, eso es algo que empieza con el delicado ego de los hombres. Si les dices: “no me gusta así, hagamos esto”, se distraen. Y se les duerme el mini me por decirles “hey chico, eso solo funciona en las películas porno”. Qué pasa con ustedes? Les estamos dando una crítica constructiva, no les estamos diciendo, “bájate de ahí, que ya lo hago yo sola”. La práctica hace al maestro, así que escuchen un poco más que pueden aprender un poquito.

Ustedes dicen que nosotras somos delicadas cuando estamos en nuestros días, traten de lidiar con un hombre después de un gatillazo OHHH MAYGAAAWD, son una bola de emociones. Simplemente se ponen en posición fetal y te dejan más caliente que una olla de fondue. Tal vez esto sea nuevo para ustedes, pero hay sexo más allá de la penetración. Dios les dio cinco hermosos dedos en cada mano, use them! Hay toda una gama de juegos y técnicas sexuales para disfrutar en pareja para las cuales no se necesita una erección, pero por alguna razón la carencia de conocimiento de esto, los anula y los convierte en un emotional wreck.

Les diré algo que tal vez no han considerado, para nosotras no es tan fácil excitarnos como para ustedes. No nos basta el roce del aire para estar listas para la acción, por lo que es bastante desconsiderado dejarnos iniciadas sólo porque su martillo de Thor no saco chispas, be creative, be resourceful, I dont give a tiny rat´s ass about what you have to do, just do it and give me my freaking orgasm.

Mi segundo tip del día, es LA COMUNICACIÓN, no tiene absolutamente nada de malo que nos comuniquen las cosas, sé que no es lo más fácil para ustedes decir que su amiguito no está en funciones ese día, pero les juro que nosotras entenderíamos. Si no se puede no se puede. Y tal vez si nos dicen las cosas, nosotras podríamos decirles que tipo de soluciones alternas al problema hay, o si de verdad no quieren just say it, damn it. Son hombres, no máquinas sexuales. Están en su derecho de no querer tener sexo; tal vez si están en sus veintes no entiendan el concepto, pero llegará un momento en la vida en el que no van a quererlo todo el tiempo.

Para finalizar, les contaré una historia muy personal de mi corazón, acerca de la disfunción eréctil. Previamente les comenté acerca de un individuo con el que tuve que enfrentar esta situación, por su seguridad le llamaremos Mr. Big Ego. Resulta que una noche, en nuestro quinto mesario, para ser exactos, decidí sorprenderlo con una linda cena y un lindo negligé para el postre. Resulta que mi estimado le importó un pepino mi cena y llegó con una necesidad extraña de hacer el amor (sin saberlo Mr. Big Ego solo quería quitarse un poco de culpa, por haberse metido todo el día con la sucia de su asistente). Pasaron horas de horas y el elemento solo no funcionaba, yo como un alma libre y comprensiva, le dije que no se preocupara y saben lo que el desgraciado me dijo? que mi “pijama” refiriéndose a mi negligé, no le inspiraba nada. Que parecía vieja con eso y que era mi culpa, lo peor del caso es que dejé que este desgraciado me hiciera sentir culpable!

Moraleja, no es culpa suya mis niñas, tampoco es culpa de él (al menos el 95% de la veces). Simplemente es la ley de gravedad. Creo que toda la historia de la manzana es una analogía y lo que se le cayó a Newton fue otra cosa. El punto es que nadie es responsable, es un problema que se debe solucionar en pareja y como mujeres podemos apoyarlos y darles nuestra compresión, pero nunca debemos aceptar la culpa por algo que no es nuestro problema! Piénsenlo mis pastelitos de fresa rellenos de crema!

Yours truly

Lady D