Dec 26, 2018

Simplicity meets Elegance

Interiorism with O3

Cuando hablamos de diseño de interiores, nos encontramos con una amplia gama de tendencias las cuales nos dictan ciertos parámetros estéticos que en su mayoría solo los profesionales del diseño los conocen y entienden al pie de la letra. Sin embargo, una de las líneas de diseño más utilizadas es el eclecticismo el cual tiene la particularidad de no tener un lineamiento específico. Para los que no estén familiarizados con el término, el eclecticismo es la unión o mezcla de varias tendencias o estilos de diseño dentro de un espacio.  Ahora bien, mezclar cualquier tipo elementos de dos corrientes distintas será considerado eclecticismo, esto no significa que esta mezcla esté bien hecha o que sea de buen gusto.

 

En el estricto sentido de la palabra, no hay reglas de diseño para considerar un espacio ecléctico, pero si se quiere diseñar un espacio que refleje clase y buen gusto existen dos parámetros que son un must en la decoración de interiores: la simpleza y la elegancia. Todos los espacios diseñados en O3 reflejan perfectamente estos dos conceptos y son la razón por la cual son la tienda número uno de diseño. No solo se atañen a una tendencia en específico, en cambio nos muestran un compendio de elementos con un diseño exquisito que juntos crean espacios únicos y distinguidos.

 

La característica principal tanto de la simpleza como de la elegancia, es la limpieza en la ambientación de espacios. Esto no quiere decir que el diseño sea monocromático, que solo manejemos líneas rectas, o solo utilicemos elementos de diseño contemporáneo. En cambio, cuando nos referimos a simpleza, la clave es evitar sobrecargar de elementos, podemos tener sillones de diseño minimalista con un chandelier clásico, los cuales en conjunto nos darán un espacio limpio que fusionan lo clásico con lo contemporáneo.

 

La cromatología del espacio es vital, podemos tener un tono principal fuerte como el azul de las butacas y complementamos con blancos y negros y una paleta de grises, de esa manera tenemos un tono protagonista que se integra a la monocromía de los otros colores en el diseño. Al usar dos tonos fuertes, tenemos discordancia de color, que si bien puede verse bastante elegante y avant-garde también puede verse como una ensalada de colores.

 

El blanco es un color elegante por excelencia y es el más recomendado para utilizar en espacios sociales. Al tener una envolvente blanca, tendremos más libertad con el uso de colores en los elementos de nuestro espacio. Los toques de color natural que aporta la planta en este diseño le dan vida al espacio y se mimetizan con la línea de tonos fríos que maneja el diseño. Con el mobiliario, es recomendable tener en su mayoría líneas geométricas y simples que se contrasten con algunos elementos mas barrocos como los candelabros o las butacas art deco.

 

En el diseño vemos como la mayoría de las piezas son contemporáneas y un par de elementos rompen este minimalismo, pero se adaptan a la misma línea de elegancia que está manejando todo el espacio. Otro must al diseñar un área social es la mezcla de texturas, es el uso de diferentes telas como los algodones y el velvet lo que le da dinamismo visual al espacio y evita la monotonía de una sala convencional.

 

Finalmente, el arte es algo con lo que todo espacio digno de “una revista de arquitectura de interiores” debe contar. Las pinturas y las piezas de escultura son elementos que dan riqueza invaluable a un diseño, puesto que en su mayoría son piezas únicas que le darán una identidad a tu espacio y le darán un valor mucho más grande. Todos los elementos mencionados los encontramos en O3: buen gusto, simpleza, clase y elegancia.