Feb 4th, 2020

Looking good is a

full-time job

 by Lady D

Un viejo adagio dice: “no hay gente fea, solo gente pobre”, y antes de que alguien salte, no estoy diciendo que la fealdad y la pobreza tengan alguna relación proporcional, solo digo que la genética no es suficiente, you got to invest some money on yourself beyatch! Tal vez tu dios de elección te bendijo con rasgos convencionalmente bellos, pero lamento decirte: no es lo que tienes, es lo que haces con ello. La belleza en la actualidad es muy subjetiva, puedes ser un coco malayo pero con un arreglito por ahí y otro por allá, BAM! te ves espectacular. A las pruebas me remito, google a las Kardashian pre-porno y pos-porno y entenderán exactamente mi punto.

 

Y es que no hay nada malo con invertir in yourself, es una necesidad de nuestro milenio. Gústele a quien le guste, la imagen es lo que vende. Todo entra por los ojos, y no, no soy esa perra superficial que cree que con solo lucir bien ya tiene todo resuelto, pero I know damn well, que la belleza es una carta de presentación. ¿Cómo le empiezas a gustar a alguien? Por como luces! Si el dude en cuestión resulta ser un idiota, te lo meriendas y ciao-bye! Si es guapo, talentoso, inteligente, buena persona y demás, pues ya te enamoras, paquete completo, JACKPOT!!! Pero si es un amor, detallista, responsable y todo lo demás PERO parece un troll (perras hipócritas, NO lo nieguen) saben que JAMÁS le harían caso. De esta misma manera funciona todo en la vida, networking, trabajo. Todo, todito, te entra por los ojitos y ya después you knock’em down with your pitch. OJO! No estoy diciendo que para triunfar tienes que ser bonita, la belleza es subjetiva, pero también se manipula y si luces bien, las cosas se harán considerablemente más fáciles.

 

Dress for the job (and life) you want, not for the one you actually have. I don’t know who the fuck said that, but that bitch knew better. La vida es muy corta para ir a contracorriente. Si tu trip es ser resentido y creer que soy a plastic cunt, honey no sé qué haces leyendo esta revista in the first place. Pero si algo nos enseñó Betty la fea es: para que todo lo que sabes sea tomado en cuenta, hay que darle una manita de gato al maniquí. Eso de que no juzgues un libro por su portada, funciona para los libros, no para ti, pendeja.

 

Todo esto va más allá de la ropa, esto es una cuestión de imagen, es tu “yo” completo, y es algo que comienza con la autoestima. Let’s go down to the basics: tu dieta, ¿qué comes? Te hartas de mac y tacos en tu daily basis. Guuuurl, tampoco es necesario que hagas la dieta de Miss Venezuela (un cubito de hielo y una lasca de lechuga) pero reducir a las grasas cis y trans (inclusivity first), comer cosas verdes como los arbolitos (brócoli por si no sabes a lo que me refiero), pressed juices, comidas no procesadas, harán a tu cuerpo feliz porque no queremos rodar por la vida. En las inmortales palabras de Lorena Herrera: zas, zas, culebra! La calle es tu pasarela, so own it. All sizes are beautiful, lo que no es bello es la mala alimentación y la falta de salud, tú puedes ser a bigger girl, comer sano, hacer ejercicio y ser fucking fabulosa. La belleza no tiene abso-fuckin-lutely nada que ver con la talla. Parte de ser sano es el ejercicio, pero en medida, la vigorexia también es una enfermedad y no debes poner en peligro tu integridad física por querer alcanzar una meta de peso.

 

Lo anterior cubre lo interno, ahora lo externo. Tenemos tres áreas de cuidado: pelo, cara, cuerpo, que a su vez se divide en cuidado general y cuidados específicos para manos, piernas, privates y pies. Y antes de vernos inmersos en el tema, solo quiero decirle a todos los machos heterosexuales ahí fuera, que creen que un hombre que se cuida es gay: suerte con su soledad. Un hombre que se cuida es un hombre sexy, es con el que queremos estar. Un cerdo asqueroso, con ropa aburrida del siglo pasado, sin estilo, con la piel reseca, la barba mal cuidada y seguramente la camisa manchada de grasa, es un hombre que nos produce asco, así que dejen esa actitud retrógrada y actualícense, o piérdanse.

 

Retomando, haremos una lista de los basics para cada área. Hair: shampoo, gotas para el pelo, placenta de vaca, embrión de pato (para aquellas más experimentales), tratamiento, crema de peinar, rinse. Pero nunca, NUNCA, un dos en uno. Para los hombres es ligeramente aceptable pero, porfi, dos en uno, no mil en uno como estas cosas de Old Spice que se echan lit en todo el cuerpo, di-ver-si-fí-que por favor. Hairspray, y/o paste. Face: Cremas hidratantes, limpiadoras, mascarillas, contorno de ojos, anti-arrugas, exfoliantes, sunscreen. Para los hombres, se agrega toda la línea de cuidado de barba. Body: Hidratantes, exfoliantes y sunscreen para todo el cuerpo; para las piernas anti-estrías, cera o láser, aceite de coco; pies y manos: mani y pedi, un buen polish y no los Darosa del super; hidratantes y  scrubs. Finalmente, privates: cremas íntimas, depilado o trimming según el gusto, no fishy vaginas or smelly penises allowed, like gross!

 

Muchos de nosotros tenemos detalles de nuestro cuerpo que el ejercicio, la dieta y el makeup no arreglan, así que si una cirugía te hará sentir mejor contigo mismo, go for it! Tampoco se trata de volverte una muñeca inflable, contrólate! No quieres ser la siguiente Detox! Pero si tu nariz te molesta y te da inseguridad, arréglatela! Solo cuidado con no quedar como alguien salido de Whoville. Si te estorba el gordito que no te quita el gym, chop it off! Si quieres aumentarte algo, silicone baby! Nadie te puede decir qué está mal o bien, es TU cuerpo, TÚ decides sobre él y si es algo que ayudará a tu selflove, no dudes un segundo en hacerlo, solo recuerda: esto lo haces por ti, no por nadie más. 

 

Como verán, uno no se nace bello, la belleza se trabaja. Y se trabaja para poder estar bella, cuz bitch, beauty is expensive. Ya les había comentado de Jelen con J, bueno esta perra le tweeteó a sus 30 followers que me conocía y me tachó de superficial por invertir en mi cuidado personal, y su novio se osó a decir que mi inteligencia era reducida. En este mundo hay muchos haters como estos chichones de piso. Pero amigas, no permitan que nadie los haga sentir mal por invertir en ustedes. Invertir es la palabra clave, todo este cuidado personal es una inversión, no un gasto. Su imagen personal jamás será un gasto. La imagen cuesta, sí, y mucho, pero vale la pena, aumenta la autoestima, y el aumentar autoestima, se proyecta belleza que es atractiva en todos los planos de nuestra vida.

 

Ya saben mis divas empoderadas, costosas, STRUT! Own it y díganle sashay away a todas las envidiosas, Mamma Ru would be proud and so I am.

Yours truly,

Lady D

firma lady d.png