Hittin' up the road

 Photographed by Giuseppe Calvinisti

Models: Alessandra Bregni and Andrés Contenti

Riders:  Hans Liscutin and Juan Diego Pérez

Agency Boga Models

MUA ASR Make Up Pro

Guatemala City

Wardrobe GUiSHEM for her, 

Devred for him

¿TE DA MIEDO VIVIR?

 

Velocidad, adrenalina, independencia, libertad, el viento en el rostro y un sin fin de emociones son solo algunas de las sensaciones que se nos vienen a la cabeza cuando pensamos en que se siente andar en motocicleta pero ¿Qué hay además de esto que nos hace sentir tal pasión por las dos ruedas?

 

No quiero aburrirlos contándoles mi historia en este mundo de las motos, más bien quiero tratar de explicar esta conexión y pasión casi absurda a quienes no han tenido la fortuna o no se atreven a vivirla.

 

Te acercas a tu moto, te colocas el casco y una especie de ansiedad empieza a recorrerte el cuerpo. La arrancas, su sonido y olor encienden tu adrenalina y una vez sobre ella no hay vuelta atrás, levantas la pata y tus inseguridades se van, tus problemas se van, todas tus inquietudes se van y le das la bienvenida a tu independencia y libertad.

 

En el camino cerrás los ojos un segundo, respirás profundo, sentís el viento, rematás con un grito de libertad y todo desaparece, no queda nada más que tu moto y vos, hombre y máquina, una conexión total con todos tus sentidos y emociones, un reencuentro contigo mismo. Se que suena romántico pero quienes lo han vivido saben de qué hablo y es algo imposible de describir con palabras.

 

Muchos te preguntan “¿No es muy peligroso?”, “¿No te da miedo?” y lo único que se me viene a la mente es: “¿Miedo a que, a vivir?” Como dijo Burt Munro, el creador de la Indian más rápida del mundo: “Se vive más llevando una moto 5 minutos a su máxima velocidad de lo que muchos viven en toda su vida”.

 

¿Te da miedo vivir?