May  29, 2019

Nico Arriola

Photographed by

Jota Lemus

 

Styling: Daniel Beltran
Wardrobe: Guadalupe Guerra

 

Nicolás Arriola, con tan solo 20 años, es hoy en día uno de los seleccionados nacionales para el equipo de Salto Largo dentro de la rama del Atletismo. Fue hace 5 años que se inició en el deporte, gracias a que cuando todavía estaba en el colegio, lo invitaron a un evento de atletismo. Fue el mismo año que Usain Bolt ganó los juegos en Londres y se convirtió en icono mundial del Atletismo. Después de haber visto esta gran hazaña del jamaiquino, Nico quería correr 100m y 200m en velocidad. Conforme se fue desarrollando dentro de la disciplina, fue probando todas las categorías disponibles, incluyendo el salto largo. En su primera competencia de salto largo quedó primero de su categoría y segundo a nivel nacional y fue en este momento en el que encontró su lugar dentro de la disciplina del atletismo. Todo hizo click. Con el tiempo se fue enamorando del Salto Largo, pero una vez encontró su amor por este deporte, su meta fue clarísima: llegar a los Juegos Olímpicos. 

 

Hoy en día, Nico (como le dicen sus cuates) tiene la dicha de contar el apoyo de muchísimas personas, incluyendo a sus papás y es gracias a todos ellos que se dedica al salto largo 24/7, para cumplir su meta de estar representando a Guatemala en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Ya que, aunque el período de clasificación es de mayo 2019 a junio 2020, el cual el único requisito que tiene es que debe llegar a saltar “mínimo” 8m y 22cm (que es más que saltar la altura de dos niveles en un edificio, cada nivel mide 3.50m de alto), que es la marca mínima para clasificar a los JJOO. El reto está en lograr llegar a esa distancia, ya que hoy en día la mejor marca de Nico está en 7.26m. Y es por esta razón por la cual está entrenando todos los días, dos veces al día, con distintos entrenadores especialmente capacitados para alcanzar esta meta. La técnica para realizar el salto necesario para clasificarse a los JJOO ya la tiene, lo que está trabajando es en mejorar su cuerpo para tolerar la fuerza necesaria para realizar un salto de este calibre, ya que si tenemos en cuenta la forma en la que el cuerpo humano desafía las leyes de la física para lograr esta meta, por la fuerza y la velocidad que están involucradas, la masa corporal debe de ser lo suficientemente fuerte para resistir el impacto de la manera más saludable posible. El salto largo es considerada una de las disciplinas más “dañinas” dentro de la rama del Atletismo, pero es aquí donde más podemos notar la pasión y las ganas que Nico le pone a este deporte y lo comprometido que está con sus metas y sueños. 

“Yo no hago Atletismo por ser saludable, si quisiera ser saludable correría 30 minutos al día y ya. Sé que este deporte puede no ser el más sano a la larga, pero es el camino para cumplir mi meta de estar en los Juegos Olímpicos, y es lo que necesito hacer”.

Nicolás es un atleta disciplinado y comprometido, pero también es ambicioso y visionario. En resumen sus metas a corto plazo son las siguientes: los Juegos Centroamericanos y del Caribe este año, LLEGAR a los Juegos Olímpicos en Tokio 2020, después los Juegos Mundiales de Atletismo en 2021, y después en los Juegos Olímpicos de París 2024 ya está apuntando al podio, más concretamente: la medalla de oro, siendo la guinda del pastel poder ponerle su nombre al récord mundial en Salto Largo. Tiene un plan de 10 años que ha ido desarrollando como su plan de vida, más que solo “el plan dentro del deporte que practica”, ya que más allá de ser deportista, Nico apunta a que su nombre pase a la historia del deporte guatemalteco como un punto de referencia para futuros atletas. Desde ya, su meta en la vida es inspirar a cuanta gente le sea posible y es por esto que cuando no está entrenando, o preparando sus comidas, o leyendo y aprendiendo algo que le pueda servir para ser aún mejor atleta, Nico está comenzando a dar charlas motivacionales dentro de algunas compañías o incluso colegios, para compartir esa pasión que tiene no sólo por el deporte en sí, sino esa hambre que tiene por probarle al mundo que Guatemala es un país capaz de dar la talla dentro de los podios más importantes a nivel mundial, pero sobre todo la misión que Nico ha escogido para su vida es la de compartirle a la gente la idea de que si deciden qué es lo que quieren hacer en la vida y elaboran un plan con el cual estén comprometidos al 10,000%, todo se puede cumplir. No importa lo que la gente a tu alrededor opine, si tú crees en ti mismo, puedes lograr cualquier cosa. Estamos seguros que estaremos escuchando el nombre de Nicolás Arriola en los años por venir, no solo por que sabemos que vas a cumplir todas y cada una de las metas mencionadas, sino por ser un ejemplo para la juventud en Guatemala. 

La gente ha llegado a creer que el estilo de vida que Nico lleva es simplemente porque está “obsesionado con ser healthy” y no logran ver la magnitud de lo que esto podría llegar a significar para él. Nico lo que está queriendo demostrar, es más allá que los sueños y las metas se pueden cumplir si uno realmente se compromete; es probarse a sí mismo, a su familia, a sus amigos y al país completo que Guatemala merece un lugar dentro de los podios internacionales de mayor importancia. Probar que Guatemala sí tiene atletas que están dispuestos a comprometerse de la forma necesaria para llegar a ser grandes, y dejar de escondernos detrás de todas las excusas que comúnmente escuchamos cuando hablamos de los deportistas guatemaltecos a nivel internacional, cuando simplemente lo que les ha hecho falta ha sido disciplina. Erick Barrondo y su éxito fue clave en la carrera de Nico desde su inicio. La historia detrás de la vida de Barrondo fue lo que le demostró a Nico que ser atleta profesional es una meta personal y que si uno se lo propone con formalidad y disciplina, todo se puede lograr, sin importar de dónde se viene. 

Nico, todo el team de SCURO te va a estar deseando lo mejor, siempre. Esperamos que sepás que esta es tu casa y vamos a estar para apoyarte como más lo necesités. Gracias por ser un ejemplo para tantas personas, porque más allá de todo lo que hablas (con muchísima pasión) del deporte de tus amores, lo demostrás cada día; la forma en la que vivís tu vida tan comprometido, centrado y con esa visión tan clara es lo que nos hace saber que vas a llegar tan lejos como te lo has propuesto, y ¿quién sabe? Tal vez más. 

 

¡Dale Nico!

#ConTokioATokio