Jan  29, 2017

Be colorful, not a freaking piñata.

 by Daniel Beltran

Uno de los problemas más grandes en el vestuario de muchos, es el COLOR. Durante mi carrera he visto todo tipo de closets. Desde unos que parecen la bodega del Carnaval de Rio, hasta otros más grises que una novela de Nicholas Sparks. Por alguna razón armar un guardarropa balanceado en color es de las cosas más difíciles que hay al momento de escoger ropa.

Al momento de escoger prendas de color es necesario tener en cuenta tres reglas vitales: tu color de piel, como las combinarás y cuando las usarás. No se trata solamente de gusto o atracción por la prenda, a diferencia del negro. No todos los colores lucen bien y se complica aún más puesto que estas tres reglas generales acerca del color varían  con cada persona.  Es por esto que les detallaré un poco más cada struggle con el cual nos enfrentamos cuando de color se trata.

 

El color NO MUERDE.

Para muchas personas la manera más fácil de evitar las complicaciones de usar color, es no usarlo at all, ERROR. El miedo al color es algo real, más cuando el negro siempre te hará lucir bien y elegante, sin embargo, un guardarropa negro, da un mensaje de inseguridad. En un mundo tan competitivo como en el que vivimos, nadie quiere pasar desapercibido. Una cosa es no querer llamar la atención y otra muy distinta es que cada vez que alguien menciona tu nombre, inmediatamente alguien más responda: “¿Quién?”.

El exceso de color es nocivo para la salud.

Lastimosamente no hay un decreto que obligue a la gente a ser cautelosos con las prendas coloridas. Está bien que te guste el color y que te guste resaltar, pero hay momentos para todo en la vida y el negro, blanco y gris, son un must! “El negro me hace ver muy seria y aburrida”. Are you fucking thirteen, bitch!? Los neutros son la base de un buen guardarropa y el color es solo el spice, pero por ninguna razón debes usar solamente color. Tienes que verte profesional, no de Carnaval.

Combinar, del verbo unir dos elementos diferentes que armonizan.

Cuando hablamos de combinar, muchos deben chequear la definición de la misma. No se a quien se le ocurrió que combinar significa “tapizarte en un color”. Blusa, pantalón, chaqueta, zapatos, hasta undies del mismo color. Esto no solo es una aberración, es un crimen de lesa humanidad. Vestir del mismo color no es combinar, no luce bien y te hace ver infantil e inmaduro. En un ámbito profesional esto solo causa que te patronicen y que no te tomen enserio.

Discordant is so IN

Hubo un tiempo en el que combinar accesorios dictaba tendencia; zapatos y cartera del mismo color. Actualmente, esto es un rotundo don´t. Usar piezas de distintos colores, incluso colores que según el circulo cromático jamás combinarán, está totalmente en tendencia. Es cuestión de atreverse a romper el molde conservador en cuanto a vestimenta. Puedes usar un pencil skirt de un color brillante con una blusa blanca y unos stilettos en un tono brillante distinto al de la falda. Verás que aunque odd, es un look totalmente edgy y que te hará resaltar positivamente.

Combinar 101

La forma más fácil de combinar es a través del blanco. Sin lugar a dudas, el blanco es el color más fácil de combinar. Así que si se te dificulta combinar tus prendas prueba un look básico: una blusa blanca con una falda o pantalones de color y unos stilettos negros. Este look es sencillo, es clásico y es trendy. El negro o los grises también son sencillos de combinar. Prueba un traje de tonos neutros con una blusa de un tono brillante; un look serio y profesional pero el pop de color lo hace jovial e interesante.

Tu piel y el color.  

En varias ocasiones, he escuchado “ese tono de color no me luce porque soy muy pálida”. Esto es solo un mito; cada tono de piel es distinto y reacciona diferente a todos los colores, sin importar si eres de piel clara u oscura. Ten en mente que el color se refleja diferente en cada tela, si es estampada o no, si tiene bordados de piedra. Son muchos detalles de los cuales depende si el color lucirá bien en ti. Lo primero que debes hacer es olvidar todos tus prejuicios respecto al color, segundo analizar como delinea tu figura y tercero analizar si tu piel resalta o no. Es vital que recuerdes: tu usas la ropa, la ropa no te usa a ti.  

  

Prints

Los prints, específicamente los colorful prints, se pueden considerar como ligas mayores. Hay una delgada línea entre verse bien en un print y parecer una piñata. La forma más fácil de poderlos manejar, es usando piezas de tonos neutros. Si es un traje o una falda, úsalos con una t shirt sólida de tono neutro,  si es un vestido cerciórate de usar piezas incoloras.

 

Color´s Social Cues

Para todo hay un lugar y un tiempo, y el uso del color no es una excepción a esto. Todos conocemos las reglas básicas, como vestir de negro en momentos de luto, o no usar blanco en una boda si no eres la novia. Pero hay otras reglas importantes que son necesarias tener en cuenta para lucir apropiadamente en todo evento.

  1. Es un crimen usar blanco después de Labor Day. Este sigue siendo un gran debate entre los expertos de la moda pero a mi opinión, antes de Labor Day tu look puede ser all-white, pero después limítate a usar piezas pequeñas; los pantalones blancos son un rotundo NO.

  2. Evita el blanco en temporada de lluvia.

  3. Los colores tierra funcionan mejor en temporadas frías.

  4. Los tonos pastel no son solamente para eventos diurnos; son una tendencia muy fuerte actualmente y son apropiados para eventos de toda clase.

  5. Los estampados sobre bases claras funcionan mejor para primavera y los estampados en bases oscuras van mejor en fall.

 

Final tips

La clave con el color es la seguridad. El color tiene la capacidad de transmitir el estado de ánimo en el que te encuentras, usa esto a tu favor y así el color proyectará tu fuerza y profesionalismo. Recuerda que la ausencia de color no significa seriedad, representa inseguridad y aburrimiento. El color en tu guardarropa puede hacerte notar en cualquier ámbito, pero ten cuidado con el exceso puesto que te hará resaltar por las razones equivocadas.

Finalmente… Inhale Fashion, Exhale Style.

 

Las piezas recomendadas en este artículo fueron diseñadas por Andrés Otálora.