May 29, 2019

iguria

B

afael

R

D

r

 Photographed by Rony Orozco

Styling  by Daniel Beltran

Wardrobe: Carolina Herrera

Getting intimate with plastic surgery... 

 

Desde los implantes de seno más grandes en un paciente poco común, a la solicitud de colocar diamantes en partes aún menos comunes; el Dr. Rafael Biguria nos abre las puertas de su consultorio para platicar lo que muchos quieren preguntar, pero nadie se atreve.

 

Según Kylie Jenner, el 2016 fue el año para realizar TODO. Y la verdad, es que no podríamos estar más de acuerdo con ella; desde ese año, la gran mayoría de la sociedad nos hemos dedicado a compararnos con los exuberantes estilos de vida de los Instagram models, “influencers”, y en general con cualquier artista o persona famosa. Y seamos honestas, nos hemos dado cuenta que a veces nos quedamos un poco cortas de presupuesto para poder presumir de Teslas, tener un closet con colecciones de Louboutins y Ferragamos que valgan más que un pequeño apartamento, de vivir eternamente de viaje por las Maldivas, Bali o Grecia, o de despilfarrar miles de dólares en inyecciones de bótox semanales o cirugías cosméticas invasivas. Sin embargo, la recursividad es la madre de todas las virtudes (no, la paciencia ya pasó de moda) y hacemos lo que podemos con cualquier tipo de ritual que nos pueda ayudar a vernos más jóvenes, más fit o más… lo que sea que querramos. Pero incluso así, nos seguimos quedando con ganas de algún tipo de retoque más, y admitámoslo, todas hemos pensado más de alguna vez en “hacernos un trabajito” (y no estoy hablando de brujería), pero no nos hemos atrevido porque entre qué va a decir el cuchubal, y las historias de horror que hemos visto en Botched, no nos han dejado con muchas ganas de intentarlo.

 

El aumento en la popularidad de la cirugía plástica ha ido en aumento desde principios de este milenio, según la revista SELF, solo los procedimientos de aumento labial han incrementado en un 43% desde el año 2,000. En el 2015, uno de estos procedimientos era realizado cada 20 minutos.

 

Así que para investigar un poco sobre la cirugía plástica en Guatemala, nos hemos sentado con uno de los doctores más innovadores y modernos de estos tiempos, el Dr. Rafael Biguria, para que nos contara, en un tono más personal, qué es la cirugía plástica para él y su opinión en algunas de las preguntas más cómicas e íntimas que todas queremos hacerle a un cirujano plástico, pero que no nos atrevemos.

SCURO - Danos una corta descripción de quién te consideras tú como doctor, tu práctica privada y una corta línea del tiempo de tu carrera:

 

RB - Bueno, me considero un médico que le gusta y encanta lo que hace, y en especial el esculpir partes del cuerpo.  Mi práctica privada se enfoca en cirugía estética de alto nivel, al igual como un servicio humanitario a quienes lo necesitan, como lo son niños con labio hendido (leporino).  Para llegar a donde estoy, tuve que pasar 7 años de Carrera de medicina en Guatemala, un tiempo en Estados Unidos, 4 años de cirugía general y luego 3 años de cirugía plástica en Guadalajara. Luego, comenzar desde cero mi práctica privada, y con esfuerzo y buenos resultados, llegar a donde estoy hoy en día.

 

SCURO - ¿Por qué decidiste especializarte en cirugía plástica?

 

RB - Me encanta la medicina y la cirugía, creo que cualquiera que me conoce en el ámbito médico se da cuenta de eso. A parte de eso, creo que mejorar el cuerpo humano es un gran reto y más, cuando se trata de áreas delicadas y demandantes.  Me gusta sentirme retado, me gusta esforzarme, y me gusta más ver un bonito resultado con mis pacientes.  Además, es una carrera que en cierta forma me permite acomodarme a mi horario y tener tiempo para mi familia, en especial mi esposa.

 

SCURO - ¿Cuál es la razón, en tu opinión, por la cual las personas tratan como un taboo el tema de la cirugía plástica?

 

RB - Nunca lo he entendido. Creo que mucho tiene que ver con creencias religiosas, que en nuestro país tienen un peso importante. Por ejemplo, no entiendo la diferencia entre modificar los dientes con ortodoncia y una cirugía de aumento mamario. Las dos provocan modificaciones al cuerpo, una es ampliamente aceptada y la otra no tanto. Creo que hoy en día, eso ha ido cambiando y cada vez, la gente está un poco más dispuesta a aceptar que es una opción para mejorar algo en cada quien. Pero también la gente quiere lucir cuerpos hermosos y no contar cómo llegaron a ese resultado porque no fue con gimnasio, por ejemplo.  

SCURO - Hemos platicado sobre el hecho de que es más fácil trabajar con ciertas personas porque tienen buen potencial, pero ¿alguna vez viste a alguien tan poco atractivo que pensaste que era muy difícil arreglarlo?

 

RB - Nunca, si algo me he dado cuenta, es que la belleza tiene distintas formas. Ninguna rosa es igual a otra, y todas son bonitas. Igual es el cuerpo humano, sin embargo, hay “estándares de belleza” en el mundo.  Yo me dedico a identificar si lo que el paciente quiere modificar es factible y posible; y si sí, lo hago bien. Ahora bien, si un paciente quiere un resultado que no es posible, se lo hago saber y no lo opero.

 

SCURO - ¿Evalúas a las personas en tu cabeza mientras caminas por la calle?

 

RB - Sí y no, veo más que todo su comportamiento, no su físico. Por ejemplo, con el tiempo he aprendido de la belleza en una nariz ya sea grande o pequeña, todo se trata de armonía.  Por eso no creo que voy por las calles evaluando a la gente, que cansado fuera ser así.

SCURO - ¿Cuáles son los implantes más grandes que has puesto en una persona?

 

RB - Soy muy conservador en cuanto a tamaño, entonces lo más que he puesto son 550cc.  Ahora, lo curioso es que fue en un hombre.

 

SCURO - ¿Cuál es la solicitud más bizarra que te han hecho?

 

RB - Creo que hay varias.  Me han pedido desde quitar completamente la nariz para parecer calavera, hasta un levantamiento escrotal colocando diamantes en el escroto.  No acepté ninguna de las dos.

 

SCURO - ¿Cuál ha sido la operación más desafiante que has hecho?

 

RB - En cirugía plástica, mi primer levantamiento o estiramiento facial. La cara es muy delicada, y lo menos que querés hacer es dejar a alguien mal, y menos de la cara. Así, hay que levantar los tejidos con mucha delicadeza y precisión. Tampoco querés cortar un nervio y dejar paralizada una cara. Estaba nervioso, pero estaba bien preparado, me fue bien y me gustó.

 

SCURO - Según hemos investigado, muchas mujeres utilizan Instagram como método de inspiración para la cirugía plástica ¿tienes muchas mujeres jóvenes que te piden parecerse a alguna instagirl como las Kardashians?

 

RB - Todo el tiempo.  Esto es tal vez, lo más difícil de abordar en la consulta. Primero, las fotos en Instagram tienen filtros, están retocadas, y no se aprecian bien los detalles. Solo enseñan lo que quieren enseñar.  Es lo PEOR para pedir un resultado. Yo puedo moldear un cuerpo, no puedo cambiar un cuerpo.  Esto lo debe entender una paciente. Además, no es lo mismo colocar un implante de 300cc a una paciente “plana” que a una que ya tiene busto. Todo es distinto.  

 

SCURO - Utilizas Instagram con bastante frecuencia ¿crees que el uso de las redes sociales para registrar procedimientos ayuda a que todas estas cirugías sean “reales” para los pacientes?  Que entiendan que el camino para llegar al resultado final de la belleza no es tan sencillo. O ¿cuál es la razón por la cual utilizas tanto esta plataforma?

 

RB – Creo que las redes sociales son una herramienta poderosa para transmitir estos conceptos. Permiten mostrar a los pacientes cómo es el procedimiento, cómo es la recuperación y qué resultados pueden esperar (cuando ven resultados de cirujanos plásticos reales y no de artistas o celebridades). Me gusta enseñar a la gente todo esto y me encanta que vean los resultados armónicos que podemos alcanzar, por  eso la utilizo mucho. (@drbiguria)

 

SCURO - ¿Cuál es tu opinión respecto a someterse a una cirugía plástica cuando no es por convicción personal, por ejemplo, para impresionar a otras personas o para complacer a tu pareja?

 

RB - Es la peor decisión que puedes hacer. La cirugía plástica busca mejorar el aspecto personal de un individuo, con el fin de elevar su autoestima y aceptación consigo mismos. Si quieren impresionar, creo que esta no es la mejor forma de hacerlo. Es mejor tener esto en mente porque después aunque tengan un resultado bueno, no van a estar content@s con ellos mismos.  

 

SCURO - ¿Cómo se define la belleza, según un cirujano plástico?

 

RB - En mi opinión, es el conjunto de cualidades que le da individualidad y armonía a algo, en este caso a la persona.  

 

SCURO - ¿Qué riesgo corre una persona al optar por cirugías cosméticas más baratas, en lugares clandestinos?

 

RB - Uf, muchos. Primero, uno debe contratar por conocimiento. Si alguien sin un título coloca implantes mamarios y le sale bien, qué bueno. Pero si hay complicaciones (que siempre puede haber), aquí es donde se nota más la diferencia. Alguien que no esté debidamente entrenado no sabrá cómo abordar las complicaciones. Personalmente, me ha tocado quitar implantes mamarios que dicen ¨sample¨. Esto es porque a veces nos entregan implantes para enseñar a los pacientes, pero éstos nunca deben colocarse, y por ir con un charlatán barato, les ponen cualquier cosa.  También corren riesgo de infecciones, mala práctica, incluso de morir.  Así que lastimosamente, si no pueden adquirir un cirujano plástico, no deben operarse.  Simplemente no vale la pena arriesgar tanto en la vida.

 

El operarse en un lugar clandestino, indica que no tienen licencia sanitaria adecuada. Esto lleva a que no utilizan el equipo adecuado, no existen las instalaciones adecuadas, no esterilizan las herramientas de la forma correcta, y lo más probable es que el doctor no sea graduado, mucho menos especializado.

SCURO - ¿Qué riesgo corre una persona al optar por cirugías cosméticas más baratas, en lugares clandestinos?

RB - Uf, muchos. Primero, uno debe contratar por conocimiento. Si alguien sin un título coloca implantes mamarios y le sale bien, qué bueno. Pero si hay complicaciones (que siempre puede haber), aquí es donde se nota más la diferencia. Alguien que no esté debidamente entrenado no sabrá cómo abordar las complicaciones. Personalmente, me ha tocado quitar implantes mamarios que dicen ¨sample¨. Esto es porque a veces nos entregan implantes para enseñar a los pacientes, pero éstos nunca deben colocarse, y por ir con un charlatán barato, les ponen cualquier cosa.  También corren riesgo de infecciones, mala práctica, incluso de morir.  Así que lastimosamente, si no pueden adquirir un cirujano plástico, no deben operarse.  Simplemente no vale la pena arriesgar tanto en la vida.

 

El operarse en un lugar clandestino, indica que no tienen licencia sanitaria adecuada. Esto lleva a que no utilizan el equipo adecuado, no existen las instalaciones adecuadas, no esterilizan las herramientas de la forma correcta, y lo más probable es que el doctor no sea graduado, mucho menos especializado.

SCURO - Como médico, te enfrentas a mostrarle a un paciente sus defectos, y luego le das el tratamiento para reconstruirle como una mejor versión de el mismo.  Entonces, ¿crees que las personas que vienen a ti esperan que se “arreglen” por que se sienten mal consigo mismos? ¿es un tema de autoestima?

 

RB - Buena pregunta. En mi opinión, es una mezcla de factores. Si ven ellos un defecto o algo que hay que arreglar, esto es lo importante de abordar. Decirles si es real o no lo que ellos ven y si hay forma de cambiar o mejorarlo. De allí, no creo que vengan con un bajo autoestima. Un paciente puede sentirse cohibido por alguna parte de su cuerpo, sin embargo esto no debería afectar su autoestima. Cuando entra un paciente con bajo autoestima, este debe recurrir primero a una terapia para mejorarse y luego operarse.  Es un trabajo en conjunto con psicología o psiquiatría.  

 

El Dr. Rafael Biguria es realmente uno de los pocos cirujanos plásticos en Guatemala que son realmente sinceros contigo desde el inicio y los retos que le llegan a su consultorio (porque sí, algunos son retos realmente) te explica con paciencia cada paso que va a tomar. Sus métodos son diferentes, más modernos y menos complicados y es por esto que va camino a ser uno de los grandes cirujanos del país.