Sept 27, 2018

She's Mercedes

Powered by Mercedes Benz

by Lady D

Cuando hablamos de cáncer, usualmente lo relacionamos a las personas mayores y lo vemos como algo lejano. Es una de las cosas sobre las cuales we don’t really acknowledge hasta que nos toca de cerca. Creemos estar informados, cuando realmente hay muchos cabos sueltos y más allá del autoexamen y los exámenes de rutina, no tenemos claras las medidas que debemos tener en nuestro día a día para estar saludables y alerta ante una amenaza como lo es el cáncer.

 

En esta edición de She’s Mercedes, cambiamos un poco la rutina, y aunque al final igual degustamos de Hatsu, martinis y prosecos, y Vélez incluso nos consintió con sus regalos, utilizamos esta oportunidad junto con Mercedes Benz para, entre mujeres, crear un ambiente seguro dentro de la tienda O3 para poder platicar de algo de gran importancia para nosotras. Creamos una burbuja de seguridad y confianza, donde la Liga Nacional contra el Cáncer de Guatemala se nos unió para hacernos entrar un poco en conciencia sobre el tema y recordarnos que nadie, independientemente de clase social, etnia o posición geográfica en el globo terráqueo está a salvo de esta enfermedad.

 

Fuimos educadas de una manera en la cual nuestra etapa de desarrollo tenía que ser tratada a puerta cerrada, y aunque en los últimos años, dentro de una pequeña burbuja que las mujeres tenemos, ya no sentimos vergüenza de visitar a un ginecólogo, fuera de esta burbuja más del 90% de las mujeres del país  aún se avergüenzan de visitar a un doctor; aún ven su ciclo menstrual como una especie de castigo que llevamos por la mentada manzana que se comió Eva.

Nuestra sexualidad no debe ser ningún tema tabú, todas la vivimos y todas tenemos derecho a vivirla plenamente. Pero para esto es vital acceder a toda la información que muchas veces por pena decidimos simplemente omitir. Por ejemplo ¿sabían que el usar preservativo no previene que nos contagiemos del virus del papiloma humano? Un gran porcentaje de hombres son portadores, pero en la mayoría de casos no presenta síntomas en ellos, pero en nosotras sí, y al contraer este virus estamos en peligro de tener cáncer de cérvix y cuello uterino.

 

Amigas, es necesario que cuidemos nuestro cuerpo y sí, un gran método de protección es la abstinencia, pero seamos realistas, el sexo es tan necesario como comer, por lo que necesitamos quitar el estigma que tiene el tema del sexo. No debemos avergonzarnos por tener relaciones premaritales, es sano tenerlas. Y fine, si tú eres de las que quiere llegar virgen al matrimonio kudos to you, pero el resto no vamos ser victimizadas por hacer algo que está en nuestra naturaleza. Es aquí donde como mujeres debemos apoyarnos, dejemos de llamarnos putas y zorras entre nosotras. Somos libres de vivir la sexualidad sin que otra mujer nos haga slutshamming! Stop with that shit, si nosotras nos tratamos de esta manera les permitimos a los hombres tratarnos como trofeos u objetos.

 

Padres de familia, let’s face it, sus hijas están teniendo sexo. Su labor no es demonizar el sexo, su labor es darle la confianza a sus hijas para tener un charla madura en donde se sientan seguras con ustedes y no me refiero a la de las abejitas y el polen, me refiero a una charla seria en la que le enseñen a su hija que ir a ginecólogo es un must y que no tiene absolutamente nada de malo. Que no debe sentir vergüenza por esto y que debe vivir su sexualidad de una manera sana. También es importante realizarnos un papanicolau mínimo cada seis meses aun cuando no hayamos iniciado nuestra vida sexual. Y como padres, su deber es inculcar esto, el examen by itself es incómodo así que no le agreguen ustedes a su hija la carga emocional de la vergüenza por hacerlo, si su hija tiene su apoyo y confianza, ella estará en chequeos regulares que pueden salvarle la vida.

 

En el caso de los hombres también es necesario inculcarles esta cultura, la mayor parte de la población masculina nacional no tiene idea que el hombre es portador de este virus y que puede desarrollarle cáncer de pene o de testículo. A los niños se les inculca en casa  y en los colegios que las charlas del cáncer son solo para las mujeres y no es así, nadie nace aprendido y es necesaria esta educación porque la falta de ella toma vidas diariamente.

 

Fue realmente alentador y reconfortante salir del brunch viendo a la mayoría de mujeres con las que compartimos la mañana haciendo cita con sus doctores, o incluso a las que su voz tiene peso dentro de las redes sociales y la sociedad guatemalteca en sí, invitando y motivando a más mujeres a tomar conciencia sobre este tema. Y más que salir asustadas o preocupadas, salimos más informadas and with a lot of hope that we can actually help and support each other! Gracias Mercedes por crearnos este espacio tan en familia que compartimos. Así que mis creaturas de la creación, les comparto lo que salimos pensando todas de esta reunión: tengan sexo como conejos si así lo desean (me refiero al ritmo no al estilo, es muy incómodo ese estilo) disfruten su sexualidad como una reina de belleza dijo: hombre con hombre, mujer con mujer, hombre con mujer del mismo modo en el sentido contrario. Háganlo con quien quieran, cuando quieran y como quieran, pero visiten a su doctor regularmente  y háganse sus exámenes cada seis meses mínimo!

 

Yours truly,

Lady D