Sep 22, 2018

When things stop being easy

 by Daniel Beltran

Alguna vez escuché a alguien decir: “la razón por la cual no hay más emprendedores no es por falta de ideas, es porque es muy difícil aguantar.” Bueno, creo que esa frase resume el struggle principal de los millenials. La generación Millenial, se caracteriza por ser más atrevida, por salirse de los estándares preestablecidos en esta sociedad, sin embargo carecen de paciencia. Vivimos en una era en la que todo se mueve a gran velocidad y el “factor espera”, es algo que se confunde con la obsolescencia.

 

Desde pequeños se siembran ideas de independencia y emprendimiento en los niños pero nunca se les explica qué pasa cuando estas ideas se materializan; que pasa después? Y  aquí debo culpar a Disney. Don’t get me wrong, Disney le dio a la humanidad las tres  herramientas mas grandes para triunfar: faith, trust and pixie dust. Puede sonar a chiste pero no lo es, la capacidad de soñar y creer en un futuro brillante son el principal componente de una vida exitosa, el problema está en que ningún cuento de hadas nos enseñó qué pasa después del “Happy ever after”.

 

Do I believe in a “happy ever after”? Hell, yes! But I also believe that once you reach happiness, there’s so much work to do to keep that happiness alive. Día a día soñamos, con el trabajo perfecto, con crear nuestra propia empresa, con encontrar the right one, pero ¿qué pasa cuando lo conseguimos? Acaso el conseguir ese cometido significa que el trabajo terminó, o ¿qué significa? En mi opinión lo que pasa es que tienes que trabajar aún más duro de lo que trabajaste por conseguir tu meta in the first place.

 

Una vez logras tu cometido, empieza el verdadero trabajo. Llegaste a la meta, congrats!; pero, ¿qué vas a hacer para mantenerte ahí? Si creías que lo duro ya había pasado darling, I hate to break it to you, but no. Cuando llegas a la cima hay dos opciones, o empiezas a descender o luchas con todo lo que tienes por mantenerte en la cima. Las dificultades a las cuales te enfrentaste para llegar se van a multiplicar y es aquí donde tienes que demostrar de qué estás hecho para resistir. No es un reto fácil, habrán momentos en los cuales quieras abandonar todo y buscar algo más sencillo que “te haga feliz” más rápido, y conforme pasa el tiempo verás que de cien que llegaron junto a ti, noventa y siete abandonan la contienda.

 

Tal vez el tiempo y la generación que nos tocó vivir nos enseñó a que si algo no “sale rápido”, es mejor abandonarlo y buscar algo que sí produzca resultados más aparentes, pero déjame decirte, si tu eres de los que abandonan el barco, welcome to the middle. Ningún grande llegó a donde está por el camino fácil, por la vía rápida; todos lucharon y sufrieron lo inimaginable, pero fue ese trabajo y esa lucha lo que les dio una felicidad verdadera por que ahora son verdaderos ganadores.  

 

You’ll know you’re on the right path when things stop being easy. Lo fácil es un sinónimo de lo mediocre, nada que merezca la pena se obtiene rápido, ya lo dijo Thomas Alba Edison, “no hay substituto del trabajo duro”. No existen atajos, no existen pócimas mágicas que apresuren el ritmo de las cosas, una vez la vida te apremia con tus sueños es momento de demostrarle a la vida misma que no se equivocó concediéndote esta oportunidad, como la gran filosofa Britney dijo, you better work bitch!

 

Trabajo atrae trabajo, por ende trae éxito. Fácil de decir, difícil en la práctica; toma años, toma mucho esfuerzo, pero vale la pena, vale la pena luchar hasta el final y con todo lo que tienes. Vale la pena aferrarte a tus sueños y luchar por ellos, vale la pena, lo fácil no es más que una ilusión, no existe y mucho menos te dará felicidad, simplemente te hará un mediocre más, otra oveja del rebaño. Vivir con un what if es una de las agonías más grandes que se puedan pasar, lamentablemente la mayoría carga ese peso. Si te sientes abatido y con ganas de tirar la toalla, para un momento, respira profundo, cry your heart out, have a nice nap and get back to work. No vale la peda dejar años de trabajo por un momento de debilidad, no lo olvides si las cosas se tornan difíciles es por que algo estas haciendo bien, keep on with the good work, it’ll pay off.